Mismidades y Egomanías de un tal Vorazip

Un blog donde las arbitrarias opiniones de su redactor acerca de la vida y todo lo demás, generarán odios y adhesiones a granel.

martes, junio 21, 2005

Vamos, vamos, que usted también juzga a los otros, elija el título que más le guste:

1) El Exitoso sin suerte
2) Gente con estrella y perdedores natos.
Es probable que usted haya escuchado algunas palabras acerca del segundo de los ítems. Usted vio que hay gente que nace con estrella, sin duda, yo diría con estrellas y planetas conformando así una galaxia ¿no? Puede que sea una galaxia pequeña, con dos o tres planetas y uno o dos “soles”, no se lo voy a negar, pero es una galaxia al fin. También habrá escuchado por ahí aseveraciones como la que sigue: Yo no nací con estrella, yo nací estrellado, generalmente acompañada de una sonrisa triste por quien la profiere, lo que aludiría a un supuesto choque entre esa persona y algún meteorito o cuerpo del espacio no identificado.
Por supuesto, esto remitiría también al segundo de los ítems, lo cual me lleva a preguntar, y aquí comienza mi disertación, porque hasta ahora esto es una intro que si continua usted se va a cansar y yo ya no voy a saber qué más decir:
¿Qué pasa con el primero de los ítems? ¿Quién es ese señor? ¿No es que estas clasificaciones de tocados y no tocados, con estrella y estrellados, exitosos y fracasados, no contemplan todas las posibilidades de destino de los hombres?
El perdedor, como usted sabrá, es fácil de reconocer. El perdedor es aquél que siempre tiene el no (como todos lo tenemos ante un acontecimiento dado), pero no lucha por el sí. El perdedor pide una hamburguesa del combo mayor y cuando abre el sandwich para poner un poco de mayonesa la panceta no está. Y de nada servirá que proteste, la panceta se acabó en todo el local de comidas. ¿Me entiende? Y la próxima vez que vaya sabrá que tal vez encontrará la panceta en el lugar indicado pero las papas fritas tendrán un gusto nauseabundo. Todas estas circunstancias, que en otros fortalece el espíritu de lucha para que al adquirir sus respectivos combos estos sean los combos por los pagan, derriba al perdedor, y aquí aparece entonces su característica fundamental: el perdedor ya se ha dado por vencido. Distinta es la actitud del mediocre, que no tiene demasiadas inquietudes y lo compra todo. Le viene bien una película de Batman como un pantalón pinzado de corderoy negro, le encantan los televisores de pantalla plana como poner la comida en el freezer en bolsitas especiales, le da lo mismo votar a un candidato que a otro, no se cuestiona demasiado las cosas, y es necesario recalcar que esto no obedece a un tipo de filosofía. Extraño es notar que pesar de todo esto, como hace decir Houllebecq al personaje principal de Ampliación del campo de batalla, hasta puede llegar a ser feliz, siempre en su dimensión (de mediocre), claro está.
Como imaginará, el exitoso es el que se lleva la mejor parte, ya que en casi todo le va bien, y muchos de ellos ni siquiera son bendecidos con demasiadas inteligencias, con alguna de ellas les es suficiente. El exitoso es el que gustaba en el colegio de una chica y justo esa chica gustaba de él, es el que compraba un paquete de figuritas y le venía la más difícil. El exitoso, más allá de sus méritos, que también puede tenerlo, confía en su estrella, en su duende, en su hada madrina, ya que por “otra razón inexplicable” cualquier cuerpo celeste o ser mágico acudirá a él.
Ahora bien, ¿qué ocurre con el tipo que tiene esperanzas, ese hombre que cree sinceramente en su futuro, que aunque no esté a la vuelta de la esquina ni a siete u ocho cuadras, (y a pesar de sus sobrados méritos), parece estar en medio del barrio de Parque Chas y sin una brújula ni un plano? (las brújulas, como en el Triángulo de las Bermudas, no funcionan en este lugar de Buenos Aires)
Bueno, este grupejo de individuos del cual admito formar parte, es lo que yo llamo, exitosos sin suerte.
Seres apasionados, de buena intención y nobles sentires, que no logran más que la desilusión permanente. Especies de altruistas sin posibilidades de ejercer su condición, vagabundean su existencia llenos de soledad buscando un mañana que nunca llega. Como para teñir esta descripción con un tono futbolero, diríamos que hacenbien la jugada pero al llegar al arco no concretan el gol.
Por ello, yo Vorazip, pienso que “es mejor pensar que el mundo es una porquería y sorprenderse de vez en cuando que vivir esperanzado y desilusionarse a cada rato”
Y ya que me siento identificado con estos haberes, como podrá notar, le pido al saber popular donde quiera que esté, que incluya dentro de sus categorizaciones a los exitosos sin suerte que algunos de nosotros somos, para que quede constancia de que existimos, que no se nos confunda, y se sepa que la seguimos luchando aunque los resultados sean más que paupérrimos.
Dejo a ustedes este texto como aval.

Vorazip

“Quien suscribe no se hace cargo de las opiniones vertidas debido a su carácter especialmente ciclotímico”

6 Comments:

Blogger Arlequín said...

hay veces que las cosas no funcionan bien
y andamos rebotando entre problemas
y si ves a mi suerte, contale de mí
pasale primero mi dirección.

Se cruza un gato negro que anda por ahí
pasé por debajo de la escalera
mi angel de la guarda se emborrachó
y el sueño que tenía se cayó...

2:25 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

¡Qué pensamiento perdedor!
Lucky Loser

9:30 a. m.  
Blogger Vorazip said...

bueno, su nick hace honor a su percepción, por lo menos en el apellido

1:00 p. m.  
Blogger CLAN-BALACHE said...

parecería haber una tendencia casi natural en suponer que cuando a uno le va mal es debido a razones de orden místico, por supuesto, ajenas, mientras que, cuando, en la alegria, salivado por alguna época dorada, se siente que ese pequeño éxito es debido a uno solamente...la realidad final que separa a los que logran cosas de los que no, sea tal vez una combinacion de elementos: preparacion, esfuerzo dirigido, capacidad creciente, cierto nivel de disponibilidad de recursos y materiales, perseverancia, sentido de la oportunidad, neurosis, miedo a la sensacion de fracaso, grado de salinidad de la sangre, cantidad de neurotransmisores disponibles, etc etc etc...y la última observacion..creo de einstein o alguno de estos pibes...el exito es una consecuencia de muchisimos fracasos previos...

2:13 p. m.  
Blogger Vorazip said...

Estimado clan-balache: su pensamiento me genera dos pensamientos, si es verdad su hipótesis la concresión de mis aspiraciones estaría cerca, si no es verdad su hipótesis, dicho hecho me generaría tres pensamientos, aparte del propiamente dicho y que es este segundo dividido en tres: a alguien se le pasó el vinagre, el barman no terminó el curso, o el pensamiento mítico (no místico, disculpe la corrección, pero este estado alude a una comunión con Dios que en mi caso no existe) como respuesta a mis fracasos sería una alternativa apropiada o por lo menos, iría de la mano junto con la que alude al pensamiento religioso... , una de esas, quién le dice, la cuestión era poner cara de perrito mojado y volver a creer...

6:55 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

best regards, nice info film editing schools

6:53 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home


imagen