Mismidades y Egomanías de un tal Vorazip

Un blog donde las arbitrarias opiniones de su redactor acerca de la vida y todo lo demás, generarán odios y adhesiones a granel.

viernes, septiembre 30, 2005

Apología del felino y demás etcéteras

 Posted by Picasa


Primer anécdota, bastante estúpida por cierto

“Buenos días” le digo al chofer al subir al colectivo, éste, me mira con un gesto entre la sorpresa y el desagrado. Seguramente el tipo miró demasiada televisión, pienso yo desde mi iracundia repentina mientras tomo el boleto. Aún así, y sabiendo que todo enojo con el prójimo no es más que una confirmación de mi soberbia e ingenuidad, (el susodicho jamás será como yo espero), circulo entonces hacia el fondo y quizás levantaría los hombros, como atestiguaría quizás el “prójimo” (otro) al verme, si no fuese porque una radio o un discman lo extravían y mucho.
¿Que no me entiende? Bueno, pasemos entonces a la segunda anécdota.

Bastante estúpida por cierto

El coche está lleno e intento llegar hacia la parte trasera, un cúmulo de mochilas con adolescentes colgados obstaculizan mi deseo. De más está explayarse al respecto, ya que si me pongo en esta postura, repetiría el trasfondo de la anécdota anterior y correría el riesgo de convertirme en uno de esos viejos y fachos oyentes de radio 10 que con su pequeña y obtusa mirada del mundo, los mismos que dejan mensajes telefónicos acerca del bien y el mal, Dios y el Diablo y la policía que los parió (la frase es deliberada y muy argentina), contribuyendo así a adornar de algún modo una seudodemocracia que sólo le conviene a unos pocos pero ellos no se dan cuenta (o el cerradísimo ángulo de sus pensamientos no se lo permite).
Y como no quiero que esto me ocurra, paso entre las mochilas intentando que la deshumanización reinante no me reine.

1º reflexión que roza (muy levemente) las 2 anécdotas anteriores

ADVERTENCIA: el lenguaje del texto que sigue y por ende los pensamientos que encierra, o viceversa, pueden herir la susceptibilidad de unos cuantos.

Supongamos que al llegar al final del transporte rozo la bella cola de una mujer y de repente, me doy cuenta que la conozco. Ella se sonroja al verme, y admito que yo siempre sentí algo por ella, sé que su cuerpo (y el mío) se desean, pero hay algo (un algo distinto al algo de ella que quiere mi algo) que no está de acuerdo con esto: su histeria, o como se llame este mal femenino, así, mientras conversamos y mi erección ya es indisimulable recuerdo que ella siempre había negado su sexualidad y solo la usaba para mear (no su sexualidad, claro está), digamos que le da una importancia excesiva al tema. Ella cree que no necesita de un hombre, pero su propio problema y tozudez, (así son este tipo de mujeres), le impiden ver su propio deseo, así, los años pasan y van por la vida sin que ningún macho (tampoco yo) les parezca adecuado para su intocable e impenetrable vagina. Ninguno colma las expectativas de su mentecita infantil y fabuladora.
El colectivo frena de repente y nos tocamos, vuelve a ocurrir esa magia, pero ella no quiere darse cuenta de las cosas, y como el psicoanálisis es demasiado para este tipo de féminas y las pastillas y el new age son el camino más corto, quien la enfrente a su propia sexualidad (en este caso yo) será descalificado y enviado a donde usted ya sabe.
Probablemente me acuse de resentido y tendrá cierta razón, otros se preguntarán el por qué de tanta perorata, qué tiene que ver con las anécdotas anteriores, y quizá sospeche que quien escribe le está dando demasiada importancia al chofer que no saluda, a las mochilas que interfieren en el camino o a la mujer que no tiene idea de lo que es la libertad. Déjeme decirle que el enojo inicial ante estas circunstancias es menor que la curiosidad que estos hechos suscitan al autor, o sea, yo. Aseverado esto, no desespere que ya viene la conclusión.

Chan Chan

Varias personas a mi alrededor son como el perro, tonta y atropellada, no digo fiel porque la mayor parte de la gente a mi alrededor no lo es, y para ser sincero, creo que no hay que confundir la obsecuencia del perro con su supuesta fidelidad. El hecho de ser humano, ya es suficiente para que el perro cometa esas tropelías que la gente mira con una sonrisa en la boca, por ejemplo, lamer y saltar como un imbécil cuando uno llega.
Hay maneras más interesantes de demostrar el cariño. Y sino, observen cuidadosamente la conducta del gato. Su amistad, en cambio, hay que ganársela, uno no es devoto de su afecto por el solo hecho de existir, nunca hay garantías con el felino, su carácter responde a la meritocracia, y estos códigos no son los mismos que contemplan las comunes expectativas de la retribución.
El gato es digno y distinguido, observa de soslayo nuestro actuar y jamás se mete en la vida de uno. Es un profundo conocedor de la vida, algo que el can no puede comprender porque sencillamente se parece a su dueño (no puede revelarse a su progenitor), y no sólo esto es una constatación de la frase popular que discurre acera de los parecidos físicos entre ellos, sino que habla también de que dos tontos se sienten menos tontos aún cuando están juntos.

Conclusión dos (por si aún no entendió lo del Chan Chan)

No pretenda que un texto tenga un sentido enriquecedor, no es muy habitual, si le da de comer a los que piden 1.000 pesos por un dos ambientes, consume los mismos yogures pero con diferentes nombres (como si fuesen productos nuevos), le cree a los diarios y a los noticieros y cree que Schopenhauer jugó en la selección alemana de fútbol, ¿qué se hace el exigente conmigo? No hay más incongruencia aquí que en la realidad de todos los días, amigo lector de blogs, no se enoje y diviértase con ello, un texto como este es un camino más al no-suicidio, y sino entendió, bueno, no le pida peras al olmo y váyase donde usted ya sabe.

Vorazip

“Quien suscribe no se hace cargo de las opiniones vertidas debido a su carácter especialmente ciclotímico"

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

12:15 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

2:25 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home


imagen